Colores Y sabores

Actualizado: 18 abr


Al menos un par de días a la semana procuro cenar con mi familia en alguna carreta de tacos. Vera, mi hija de 8 años procura asegurar su lugar a mi derecha. A partir de ahí, el resto de los acomodos suele conservarse y lo que cada quién pide también pasa por predecible. Hace un par de semanas noté que mi hija Vera me observaba con atención mientras yo encajaba la mirada sobre el plato que tenia vacío frente a mi. Ahí fue que me ofreció la última cuarta parte de su quesadilla que le quedaba. Le pregunté un par de veces si se sentía segura y ella me dijo que tenía puesta su mirada en una bola de nieve que comería al llegar a casa como postre. Así fue como me comi su último bocado en dos mordidas y mi hija, por mis gestos y mugidos, pudo notar mi deleite:

– Verdad que te gustó Pilu? – Si hija, si me gustó, de hecho me gustó mucho. ¿cómo la preparaste? – Igual que le hago con los colores. Cuando quiero encontrar un color, los mezclo de poquito en poquito y así hasta que doy con el. Con los sabores es igual, los mezclo de poquito en poquito hasta encontrar el sabor que mas me agrada.

Sin duda, mis hijos han sido mis mejores maestros de vida hasta hoy.

Quedo con Dios y contigo:

yosoy@gnozin.com

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

AMATE

Amnesia

Los celos

wa.png